Presston...en la nueva era de la comunicación
Español | English
 
SERVICIO DE CONTENIDOS DE PRENSA | 22º CONGRESO FIAMC  
www.fiamcbarcelona2006.org  Contacto  
     
     
     
 
 
 
Sensacionalismo, vanidad y presiones económicas son las grandes tentaciones del investigador científico
 

Domingo 14 de mayo.
El neurólogo catalán Jordi Cervós, antiguo decano de la Universidad Libre de Berlín y ex rector de la Universidad Internacional de Cataluña ha clausurado esta mañana los trabajos del 22ª Congreso Mundial de la FIAMC que, durante 4 días, ha reunido a 1.200 médicos de 78 países en el Palacio de Congresos de Barcelona.

En su intervención dedicada a "La ética en la investigación científica", el Dr. Cervós destacó que no hay dos éticas, sino "es la misma ética que debe regir la investigación y el comportamiento que corresponde a los valores inherentes a la persona humana" y llamó la atención sobre que "los científicos no pueden exigir una ética distinta, por así decir hecha a su medida y dependiente de las circunstancias, como pudieran ser por ejemplo los avances científicos".

Ejemplificó los riesgos que se dan en este campo centrándose en los avances en la reproducción humana, "cuando se pierde o no se acepta la existencia de un hecho diferencial que determina la persona humana, -dijo- es evidente que se pierden los principios fundamentales de la ética. Esto se manifiesta también en una falta de honradez en las conclusiones científicas. Cuando se quiere justificar el aborto se niega que el embrión humano tenga alguna relación con la persona humana. Para ello se le inventan incluso palabras como preembrión que no tienen ninguna justificación científica pero permiten establecer cómodamente un espacio de tiempo en el que se pueden tomar medidas abortivas".

El peligro de moverse científicamente en posiciones ambiguas, que son tratadas ambiguamente en los medios de comunicación es que, al final, el público, también el científico, las acepta ingenuamente.

Cervós avanzó en su argumentación con lo que sería un paso más a la negación de dignidad humana del embrión e incluso del feto humano hasta el momento de nacer: "no puede sorprender que se esté hablando de células madres embrionrias humanas, como si se tratara de una mercancía". Y también en este punto denunció una amplia "falta de honradez científica" ya que, dijo, por una parte "se silencia que se pueden obtener células madre sin necesidad de recurrir a embriones humanos", mientras que por otra parte "se presenta la utilización de embriones humanos como un gran remedio para gran número de enfermedades, por ejemplo el Alzheimer". Y fue contundente al afirmar que é,l como neurólogo, puede afirmar que "no sólo que no se ha curado ni a un solo enfermo de Alzheimer con células madre, sino que nadie puede explicar cómo habría de ser una terapéutica de dicha enfermedad con células madre".

Sensacionalismo y vanidad
La tentación de dar como novedades grandes descubrimientos no afecta sólo a los medios de comunicación, sino que "algunos científicos, explicó el Dr. Cervós, no pueden resistir la tentación de salir en los periódicos como autores de descubrimientos que ni tan siquiera existen. Un ejemplo patente lo hemos tenido recientemente con el descubrimiento del fraude del científico del coreano Hwang Woo-suk que había anunciado la clonación de un ser humano".

Al sensacionalismo fácil y la vanidad mediática de algún científico se añade otra circunstancia explicó el Dr. Cervós: "estamos ante una inflación en la producción científica". Hay una inflación de resultados y de científicos que trabajan sobre un mismo campo. Y es esta inflación la que puede llevar fácilmente al investigador a modificar, para no utilizar la palabra falsear, sus resultados para poder publicar lo más pronto posible".Y esto "por la necesidad imperiosa de presentar resultados para seguir recibiendo dinero para la investigación".

También pasó a comentar "los conflictos que se presentan en la muerte y en la forma de morir". En principal conflicto en el caso de la eutanasia es "si se puede matar un ser humano o por lo menos manipular de alguna forma la muerte". Denunció también en este terreno la falta de honradez científica de algunas encuestas en las que con un lenguaje manipulado se pregunta si se prefiere morir con o sin dolor, para en una segunda fase lamentar la existencia de "vidas inútiles por vejez avanzada o enfermedad incapacitante"

Citando palabras del experto en bioética, el doctor Gonzalo Herránz, "la eutanasia hace daño a los que en ella intervienen, a los que la observan, a los que les llega la noticia". "El médico que aplica la muerte a uno de sus pacientes y considera que ha hecho bien, explicó Cervós, ya no puede dejar de hacerla: entra en una bolsa de arena movediza, que lo va tragando lenta pero inexorablemente. Lo que comienza siendo una eutanasia en casos excepcionales se convierte para ciertos pacientes en un derecho exigible a la muerte dulce; para los allegados, es una invitación tentadora a verse libre de preocupaciones y molestias; para ciertos médicos es un recurso sencillo, que ahorra tiempo y esfuerzos".

Una última y trágica fase se alcanza con la eutanasia involuntaria. El médico llega a concluir que es irracional el deseo de ciertos pacientes de seguir viviendo, pues tienen por delante de sí una perspectiva de vida detestable y abusiva. El deseo de seguir viviendo de esos pacientes es un deseo injusto, que provoca un consumo irracional de recursos económicos y humanos. "Se acaba expropiando al paciente de su libertad de escoger seguir viviendo", sentenció Cervós que a modo de conclusión dijo que "la experiencia holandesa muestra de modo evidente que, en materia de eutanasia, es imposible poner límites legales a los potenciales abusos, nacidos de la compasión de los médicos, de la fatiga de la familia, del desgaste de los mecanismos de control. La enseñanza que nos viene de dicha experiencia es que la eutanasia no completa la medicina sino que la sustituye e incluso destruye. La falta de ética del investigador y del médico es reflejo de la falta de ética general, ética que parte del reconocimiento de la dignidad de la persona, tanto del médico como del paciente".
 
   
14/05/2006
El médico al servicio de la paz. La medicina misionaria, al servicio de la paz y la evangelización

El Dr. François Blin expone la ponencia
13/05/2006
La tercera jornada del Congreso del FIAMC se centra en las ventajas y peligros de la telemedicina y el papel internacional contra la pobreza

“Gracias a la telemedicina, pacientes que tenían que caminar 12 horas para acceder a una asistencia médica, disponen de un especialista”
13/05/2006
El médico español José María Simón, nuevo presidente mundial de la FIAMC

12/05/2006
Enrique Rojas analiza los aspectos psicológicos de la pobreza

Enrique Rojas analiza los aspectos psicológicos de la pobreza
11/05/2006
Falta auténtico compromiso para erradicar la pobreza en el mundo

La Iglesia no debe sustituir al Estado, pero no debe quedarse al margen de la lucha por la justicia.
11/05/2006
La Iglesia es la principal proveedora de salud psicosocial y espiritual del planeta

10/05/2006
CÁRITAS, AMOR CONSTANTE Y EFICAZ

"El amor - caritas-- - siempre será necesario, incluso en la sociedad más justa.. No hay orden estatal, por justo que sea, que haga superfluo el servicio del amor.
10/05/2006
Entrevista con el arzobispo de Barcelona Mons. Lluís Martínez Sistach